jueves, noviembre 16

Conquistar Canaán


Cristianos y cristianas lgtbi corremos los mismos riesgos que el resto cuando, decididos a apropiarnos de las palabras del texto bíblico, lo alejamos de tal forma de su sentido original que más que actualizarlo para que nos interpele, lo convertimos simplemente en una justificación de nuestros planteamientos previos. Aconseja el libro de Josué aquello de: “Nunca se apartará de tu boca este libro de la Ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que está escrito en él, porque entonces harás prosperar tu camino y todo te saldrá bien[1]”. Algunos y algunas, decididos a prosperar y liberarnos de la ideología heteronormativa que nos ha pretendido robar el acceso a la Biblia, nos acercamos a ella de manera acrítica, repitiendo los mismos errores que cometen quienes la utilizan para deshumanizarnos y hacernos daño. Y cegados por nuestra voluntad inquebrantable de demostrar que somos fieles a lo que “nos dice la Biblia”, nos apropiamos de las promesas que supuestamente ella nos otorga: “Mira que te mando que seas valiente; no temas ni desmayes, porque el Señor, tu Dios, estará contigo donde quiera que vayas[2]”.

jueves, noviembre 2

¿Qué ocurre en Cataluña?


No voy a engañar a nadie si digo que a día de hoy creo que la independencia de Cataluña respecto de España es lo mejor que nos podría pasar a quienes vivimos en este pequeño país de Europa de poco más de siete millones y medio de habitantes. No soy nacionalista, lo digo siempre y lo repito, y no porque crea que ser nacionalista sea algo malo o me de miedo que me identifiquen con posiciones radicales. Ser nacionalista no tiene nada de radical, a menos que estés dispuesto a defender con mentiras, manipulaciones, insultos, policías, porras, pelotas de goma, o incluso te atrevas a enviar a prisión a quienes no entienden la nación como tú lo haces. Vivo en este país desde hace dieciocho años, y aunque no soy nacionalista, soy independentista.

jueves, octubre 19

La sexta Sola


Tradicionalmente son cinco las creencias teológicas básicas de las iglesias surgidas de la Reforma Protestante: Sola Fide, Sola Gratia, Solus Christus, Sola Scriptura y Soli Deo Gloria. Estas cinco Solas están estrechamente relacionadas entre sí, ya que: “El fundamento para formar parte de la comunidad cristiana es la Sola Fide en la Sola Gratia que se nos revela en Solus Christus a través de la Sola Scriptura con el objetivo de dar Soli Deo Gloria1”. También ha habido propuestas que pretendían añadir un sexto principio como Solus Spiritus, pero muchas voces han evidenciado que está contenido en los cinco anteriores.

lunes, octubre 2

Cristianismo legalista lgtbi y referéndum en Cataluña


El mundo entero fue testigo ayer de la violencia que la Policía Nacional y la Guardia Civil española infringieron a la población catalana que pretendía introducir pacíficamente una papeleta dentro de una urna. Las imágenes son muy claras, y uno no puede más que indignarse porque es evidente que todo aquello era innecesario, puesto que las fuerza represivas del Gobierno Español sabían de antemano que no podían parar el referéndum ¿Su objetivo era exclusivamente crear terror? Algunos, pensamos que sí. Un terror que fue respondido con la dignidad de millones de personas empeñadas en poder decidir su futuro libremente, aunque fuese a costa de poner su cuerpo entre la policía y las urnas. Todavía tengo en la memoria las personas mayores que se agolparon en las puertas del centro donde trabajo a las cinco de la mañana, para impedir que la policía precintase la puerta para no dejarles votar. Lo consiguieron, y después, estuvieron de pié durante horas esperando el turno para introducir su papeleta en la urna, pero con miedo a que apareciera la policía española y los golpease. Para ellas, según explicaban, aquello no era nuevo, habían padecido la represión de la dictadura franquista cuando eran jóvenes.

miércoles, septiembre 27

Entrevista a Andrés Gioeni: “Ya me bajé de los discursos de la infelicidad y el victimazgo de la Iglesia. Hoy camino muy firme en mi matrimonio y mirando hacia el futuro”.


Andrés Gioeni se ordenó como sacerdote en el año 2000, un año después dejó los hábitos. Desde entonces ha trabajado como modelo y actor, ha escrito varios libros, se ha casado con Luís, y ha abierto el canal de YouTube “Liberando Conciencias” ... Reconoce que su camino no ha sido fácil, pero transmite felicidad, seguridad y sobre todo muchas ganas de hacer de la fe cristiana una herramienta de liberación. En esta entrevista nos habla de todo esto, con naturalidad y seguridad, aun reconociendo que sigue buscando, y que su camino continúa.