Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2013

Isaías en el Día del Orgullo Gay

La siguiente reflexión, a partir de los textos de Isaías 56,1-8; Esdras 10,9-12 y Lucas 4, 16-21, se realizó en la Reunión Ecuménica con motivo del Día Internacional de la Liberación Lesbiana, Gay, Transexual y Bisexual, que tuvo lugar el pasado 28 de Junio en Barcelona.
Introducción
Comienzo la reflexión sobre el texto que acabamos de leer recordando a Nelson Mandela. Hoy lucha por su vida en un hospital, pero toda su vida ha sido una lucha por la dignidad y los derechos de millones de personas marginadas por el color de su piel.
Y lo quiero recordar con una pequeña cita suya que, veremos más adelante, tiene mucho que ver con el texto de Isaías.
“Hemos de tener claro, con una convicción renovada, que todos compartimos una humanidad común y que nuestra diversidad en todo el mundo es la mayor fortaleza de nuestro futuro conjunto”.
Contextualicemos el texto de Isaías
Para poder entender las palabras del profeta[1], deberíamos situarnos en el momento histórico en el que fueron escritas para c…

El Día del Orgullo: Valentía, esperanza y empatía

La palabra orgullo es definida por el diccionario (1) como un “exceso de autoestima que nos hace creernos superiores a los demás”. Una idea que se aleja del mensaje que Jesús predicó y contra el que en muchas ocasiones, quien más y quien menos, ha tenido que luchar. Pero en este mismo diccionario encontramos otra acepción: “sentimiento legítimo de la propia dignidad, un orgullo justo y noble”. Y es con este concepto de orgullo, que entronca directamente con el mensaje cristiano, con el que muchas lesbianas, gays, transexuales, bisexuales, (lgtb) y heterosexuales, saldrán a la calle en las manifestaciones del Orgullo lgtb que recorrerán nuestras ciudades más importantes el próximo fin de semana.
El Día del Orgullo tiene su origen el 28 de Junio de 1969 en el pequeño bar Stonewall, en Nueva York. Un local de encuentro homosexual, llevado por un puñado de mafiosos, y que permanentemente estaba sometido al chantaje de la policía que cobraba por hacer la vista gorda. Pero aquella noche, qui…

Por la fe

Hay algunos que hemos tenido una fe tan minúscula que nos ahogaba, y en la que a excepción de un montón de versículos que se nos clavaban en el alma, no cabía nada ni nadie. Después sufrimos una liberación, pudimos respirar, abrirnos al mundo y empezamos a creer que nuestra fe no tenía límites. Pero tras dar unos saltos de alegría, volvimos a chocar con la triste realidad de que no habíamos derrumbado las alambradas de lo posible, de lo aceptable, de lo correcto. Únicamente habíamos hecho nuestra fe un poquito más grande, para que sólo nosotros, pudiésemos vivir felices.
Hace algo más de un mes Alberto, un buen amigo, sufrió un infarto. Gracias a su juventud y la diligencia de los médicos, lo superó con éxito. Sin embargo, días más tarde le detectaron un pequeño tumor que ayer mismo extirparon. Jonatan, su marido, nos contaba que al entrar en la UCI después de la operación, Alberto le citó los dos primeros versículos del salmo 125: “Los que confían en Jehová, son como el monte de Sion…