Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2012

Un dios muy humano

Las comidas familiares dan para mucho, sobre todo la sobremesa. No es algo habitual, pero el otro día la cosa se animó bastante, y si empezamos hablando de la crisis, los recortes en educación y sanidad, o las elecciones francesas... acabamos reflexionando sobre la expansión del universo. Allí, dos psicólogos agnósticos, un profesor de religión católica, otro de alemán (ateo confeso), un economista y un matemático (ambos protestantes de frontera), casi todos hombres gays cercanos a los cincuenta (aunque para todo había excepciones); se preguntaban si el Big-Bang fue el comienzo, o sólo una fase más de un universo en continua expansión y contracción.
Hay que decir que ninguno tenía conocimientos suficientes sobre el tema, pero tampoco queríamos dogmatizar, sólo hablar, sacar a la superficie lo que supone para nosotros los límites en los que nos sabemos inmersos. El economista no tardó en abandonar la mesa, y terminó por quedarse dormido en el sofá (supongo que le hubiese gustado más el …

“Dios me animó a quererme y aceptar mi homosexualidad como un regalo”. Entrevista a Alberto Rodrigo, cantante del grupo de música cristiana “Comisión”.

A principios de los noventa Alberto Rodrigo lideró junto a Aitor de la Cámara el grupo Comisión, que ha sido, sin duda alguna, uno de los grupos de música cristiana más rompedores y con más éxito de nuestro país. Sus potentes directos llegaron a reunir a miles de jóvenes cristianos que rapeaban junto a ellos canciones como “Jesús me ha hecho libre”. Una década después, tras varios trabajos discográficos, miles de kilómetros recorridos, y cientos de conciertos a sus espaldas, intentarían con el grupo Síon dar el salto a la música secular. Pero justo en el 2006, tras la publicación de su último trabajo “Síon”, Alberto decide salir del armario. Desde entonces poco se ha sabido de él, por eso le agradecemos que nos conceda ahora su primera entrevista.
Alberto, han pasado seis años, ¿por qué decides ahora compartir públicamente tu experiencia?
He tardado 6 años en contar mi historia de una manera tan abierta, quizás porque en realidad no quería mostrar ningún resentimiento hacia la iglesia,…