FEREDE acepta los matrimonios trans


Como dice mi amiga “la Silvi” estoy feliz como una perdiz, la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE), acaba de dar un paso histórico para la inclusión de las personas trans en sus iglesias. De hecho, es tal la satisfacción que me ha producido, que incluso me estoy replanteando mis posiciones independentistas, porque me da miedo que una Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de Cataluña no sea tan progresista. Además, me parece tan Bíblica su forma de actuar: ¿quién no es capaz de percibir la similitud del libro del Levítico con el Reglamento de FEREDE? Y aunque mi colega “el Tano” me diga que el Reglamento se debería parecer más a uno de los evangelios, no le hago ni caso. Ya sé que fue muy triste que su familia evangélica lo echara de casa cuando decidió vivir como hombre a pesar de haber nacido con vulva, pero ya le digo yo que el rencor no nos lleva a ningún sitio, que hay que mirar las cosas con positividad.

Mañana por la noche, voy a invitar a cenar a “la Silvi” y “el Tano”, en realidad se llaman Asenat y Sadrac (nunca les he dicho nada, pero por muy bíblicos que sean, ya que tuvieron la posibilidad de elegirlos ellxs mismxs, podrían haber escogido otros nombres más afortunados), pero como son difíciles de recordar todo el mundo les llama así. Lo suyo fue amor a primera vista, se conocieron en la adolescencia, en un encuentro de estudiantes evangélicos de secundaria hace ahora quince años. Y desde entonces son pareja. A mí, que conocía “al Tano” desde que éramos pequeños e íbamos a la escuela dominical juntos, por entonces creo que le llamábamos Elisabeth, me sorprendió un montón, no sé, todavía tenía toda esa basura de transfobia en la cabeza que me decía que mi amiga Elisabeth, al que en la intimidad ya le llamaba “el Tano”, se tenía que enamorar de una buena mujer con su vulva incorporada desde el mismo momento en que nació. Pero no, se enamoró de “la Silvi”, y aunque nunca me ha dicho que genitales tiene ahora, sé que Asenat (antes Jonathan), nació con pene (y aquí entre nosotras, dicen que muy grande).



Bueno, vuelvo al tema, hace diez años que viven juntxs, porque cuando sus padres echaron “al Tano” de casa, “la Silvi” cogió las tres faldas y los cuatro vaqueros que tenía, y se fue a vivir con él. Menos mal que “el Tano” tenía una tía abuela rara, de esas evangélicas progresistas que tuvieron que salir pitando de su iglesia cuando se divorció en los años setenta de un marido maltratador, y les dejó un pequeño piso que tenía cerrado para que pudieran vivir. Porque con todo esto de la crisis, y de la transfobia, “la Silvi” y “el Tano” como mucho consiguen un contrato de seis horas de vez en cuando en algún supermercado, limpiando algún hotel, o poniendo alguna copa. Así que esta noche, les voy a preparar una buena cena romántica (aunque esté yo por el medio), y les voy a proponer que se casen. Ya sé lo que me van a decir, que se va a armar un enorme lio familiar y que prefieren no pasar por ese trago. Que como mucho se van a casar en el juzgado, y a primera hora, para no llamar demasiado la atención. Pero estoy dispuesto a insistir, y les voy a decir que se pueden casar en cualquier iglesia evangélica del país, que de eso no se tienen que preocupar, que FEREDE les ayuda.

Como sé que no me van a creer, y que las cosas importantes se entienden mejor cuando entran por los ojos, les voy a hacer un croquis para que vean que matrimonios son posibles en FEREDE y cuáles no.

    a)     Mujer nacida con vulva y hombre nacido con pene: Si
    b)     Mujer nacida con pene y hombre nacido con pene: No
    c)     Mujer nacida con vulva y hombre nacido con vulva: No
    d)     Mujer nacida con pene y hombre nacido con vulva: Si
    e)     Mujer intersexual con hombre nacido con pene: Si, ¿no?
    f)      Mujer intersexual con hombre intersexual: Si, ¿verdad?
   g)      Mujer intersexual con vulva y Mujer intersexual con pene: Si
   h)      Mujer intersexual con vulva y hombre intersexual con vulva: No

Bueno, lo dejo aquí porque creo que “el Tano” y “la Silvi” con esto tienen suficiente para entender que sí pueden casarse en una iglesia evangélica, y que FEREDE no expedientará al pastor o pastora que los case, ni expulsará a la iglesia de su entidad. ¡Qué manera más bonita de pedir perdón al colectivo trans por parte de FEREDE! Estoy tan orgulloso de formar parte de una entidad así, de hecho, han aclarado también en una nota que las iglesias evangélicas son inclusivas por definición. Me siento como mi amigo ruso Sergay, que siempre me dice que, aunque no lo entendamos, Rusia es un país democrático por definición. Y yo creo que tiene razón, y que el problema es que ponemos el listón muy alto con todo eso de la democracia, la libertad y la inclusividad. De hecho, aunque sé que algunos no lo entenderán, se podría decir que los campos de reeducación para homosexuales durante la dictadura, también eran inclusivos con las personas LGTBI.

Antes de la cena, tengo que pensar cómo abordar un tema importante sobre el que seguro me preguntarán: ¿cómo van a confirmar las iglesias que genitales tenían al nacer las dos personas que se quieren casar? No sé si la propia iglesia habilitará una sala donde los novios puedan desvestirse y mostrar los genitales actuales. Sé que Sadrac no se ha operado, dice que su vulva es muy masculina y que le encanta porque le permite vivir experiencias místicas a lo Santa Teresa de Jesús; pero no sé si Asenat lo ha hecho, espero que no, para facilitar los trámites de la boda. Aunque si en algún momento se sometió a una operación de reasignación de sexo, imagino que puede traer algún justificante donde diga algo así como: NACIDA CON PENE. Porque con la poca inversión en sanidad que hay en este país, no creo que hayan conectado las bases de datos de los hospitales con las de las iglesias para que lo puedan confirmar por Internet (y mucho menos con las iglesias evangélicas).

Les voy a proponer que confíen en FEREDE, que seguro que no será complicado y podrán (si consiguen ahorrar un poco porque sus familias no van a poner ni un euro) hacer la boda de sus sueños. Yo me ofrezco para acompañar “al Tano” hasta el altar, que son muchos años de amistad y me haría muchísima ilusión. Hay iglesias muy bonitas donde poder casarse, pueden elegir una preciosa iglesia Bautista que es de dónde venimos “el Tano” y yo, o una iglesia Filadelfia que es de donde viene “la Silvi”. Personalmente si no le obligan a hacerse la prueba del pañuelo a “la Silvi” o “al Tano” (en esta situación no sé a quién corresponde), yo les animo a que lo hagan por el rito gitano en una iglesia Filadelfia. Son bodas divertidas, duran unos cuantos días, y así “la Silvi” podrá ponerse uno de esos trajes blancos impolutos que confirman que no ha probado pene alguno. Además, después de tantos años difíciles, lo que necesitan ahora son unos cuantos días de fiesta. Para quienes me estéis leyendo, voy a abrir un número de cuenta para que con el dinero que recojamos entre todxs, les paguemos la luna de miel a algún país donde no los maten, por ejemplo, a… Australia. Ya sé que es muy caro, pero después de todo lo vivido, se lo merecen. Y todo, gracias a FEREDE.



Carlos Osma





No hay comentarios: