Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2013

Una vida en el sofá

Estoy en casa de mi madre sentado en el sofá mientras ella juega con sus nietas a mi lado. Las dejo a las tres y mi mente retrocede décadas sin moverse ni un centímetro del sofá, o del que había en su lugar por aquel entonces. Tendría yo ocho o nueve años y recuerdo que me encantaba saltar encima de él. También lo utilizaba parasentarme, sobre todo cuando mi abuela me explicaba como se escapó de casa cuando era joven para irse a vivir con el hombre que quería porque sus padres no aceptabanla relación. Aveces, mientras hacía ganchillo, me contaba otras historias apasionantes: sobre una guerra que a mí me parecía lejana, de mi abuelo en la cárcel condenado a pena de muerte pero indultado en el último momento, o de ella intentando sobrevivir con un bebé de pocos meses en un pueblo granadino. Aunque de lo que más me acuerdo, es de que teníamos que leer la Biblia todos los días después de venir del colegio. Me acuerdo de eso, porque se me hacía eterno. Yo lo único que quería era acabar pro…

No conozco a ese hombre

Pedro estaba sentado en el patio esperando noticias sobre su maestro cuando la sirvienta se acercó y le dijo: “Tú estabas con Jesús, el marica”. Le faltó tiempo para negarlo, rápidamente explicó que ese no era su Jesús, que el suyo era decente, como el Jesús de los cristianos decentes. ¿Cómo era posible esa infamia, esa idea absurda? Jesús, en temas de género y sexualidad, no había roto con los modelos de la gente de bien.“El género es sagrado”, le dijo, “también para el enviado de Dios”. “El Jesús marica que han apresado, el que dices que  no se atreve a abrir la boca ante sacerdotes y ancianos, no es el mío”. La sirvienta se alejó de Pedro algo confundida cuando él empezó a gritarle: “Los salvadores no son maricas. Los maricas, no salvan”. Jesús se había hecho hombre, pero un hombre que seguía los roles establecidos de género. Lo femenino no tiene cabida en la salvación en mayúsculas, el Salvador es masculino, o no es Salvador. Ésa es una de las características que hace posible la r…