Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2012

Y se armó el Belén

Colocar en el pesebre dos San Josés, dos Marías, un oso junto a una draq queen, o simplemente afirmar que aquel niño Jesús en la cuna, con piel blanca y ojos azules, era gay, ha hecho que muchos pusieran el grito en el cielo y se rasgaran las vestiduras. Ante esto poco podemos decir, más que aportar que quizás María era realmente un hombre, que José podría estar desintoxicándose de sus adicciones, o que a los Magos de Oriente les gustaba travestirse y perseguir sueños imposibles.
Se montan otros belenes, los de siempre, con Josés barbudos y respetables, Marías sumisas deseando ser madres, puesto que es lo máximo a lo que las Marías pueden aspirar. Y niños Jesús suecos, rellenitos y bien alimentados, pero sobre todo heterosexuales, muy heterosexuales, aunque en su vida lleguen a culminar ese gran don divino con una mujer. Y a quien le importa, los Jesús de los belenes son todos heterosexuales, y masculinos, y tienen un padre y una madre, como Dios manda. Los Jesús de estos belenes, duer…