Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2012

Crucificando a Adán y Eva

La crucifixión y muerte de Jesús, como hecho histórico, parece contradecir más que apoyar las esperanzas mesiánicas que despertó en sus seguidores. La cruz introdujo a los discípulos en una profunda crisis, no sólo por la desaparición de su maestro, sino porque la forma en la que éste fue asesinado era considerada indigna. Sin embargo los primeros cristianos mostraron en poco tiempo que tenían capacidad y herramientas con las que interpretar este hecho vergonzoso para convertirlo en uno de los elementos principales de su fe.
Al leer los evangelios, los escritos paulinos o los escritos joánicos, encontramos diferentes interpretaciones de la cruz de Cristo a partir de las experiencias personales o comunitarias, y las enseñanzas recibidas. Pero dichas interpretaciones, canónicas para el cristianismo, no han sido las únicas; a lo largo de la historia hemos podido ver muchas otras que apoyándose en las anteriores, intentan responder a las necesidades, y reflejan vivencias, de muchos creyent…

"La Pepa" y los protestantes

Este año se celebra el bicentenario de la primera Constitución en España, conocida como La Pepa. El Borbón Fernando VII la derogó dos años después. Sí, he dicho Fernando VII, antepasado directo del rey que hoy nos ha llamado a encontrar en ella referencias e inspiración para afrontar las dificultades que estamos atravesando.
Evidentemente La Pepa tuvo muchas virtudes, pero la libertad de culto no fue una de ellas. “En el artículo 12 del capítulo II indica explícitamente: La religión de la nación española es y será perpetuamente la católica, apostólica y romana, única y verdadera. La nación la protege por leyes sabias y justas, y prohíbe el ejercicio de cualquier otra[1]”. Dos siglos después podemos justificar de mil maneras esta incongruencia de una Constitución adelanta a su tiempo, al tiempo de los católicos. Pero evidentemente no fue una Constitución que ayudara a los tiempos que vivían los protestantes españoles.
No hay muchas referencias a protestantes en aquella época, es lo que …

Enric Capó: “un home lliure, un home de Déu”

Es difícil expresar con palabras lo que Enric Capó ha significado para muchos de nosotros, y es difícil sobre todo porque nunca fuimos valientes para decírselo a él directamente. Supongo que la situación hubiera sido un poco incómoda, porque no era hombre al que le gustaran estas cosas. Era más bien un hombre de la palabra, de la Palabra con mayúsculas, y por eso un hombre de la libertad.
Sus sermones eran dinamita que hacía saltar por los aires todas nuestras seguridades, que nos hacían sentir desnudos, y nos dejaban ante un Dios amoroso que nos pedía siempre ir un poco más allá. Jamás le escuché un sermón de condena, más que para la intransigencia, jamás le note con miedo a poner sobre la mesa sus dudas, que no hacían más que mostrar la profunda fe que tenía en Dios, y sobre todo en la obra de liberación de Jesucristo. Y siempre, siempre, notaba como sus mensajes incluían a todo el mundo. Todos, desde su realidad, eran interpelados a seguir liberándose y caminando por la senda que Di…