domingo, octubre 2

Adiós Zapatero


La semana pasada se despedía en el Congreso José Luís Rodríguez Zapatero, una despedida que ha tenido lugar en un momento en el que su popularidad está bajo mínimos. Muchos de sus compañeros de partido, que ahora lucharán por arrebatar al PP la tan anunciada mayoría absoluta, intentan alejarse lo más posible de lo que algunos han llamado “cadáver político”. La cara de Zapatero es todo un poema, y dista mucho de aquella que transmitía ilusión y ganas hace ahora casi ocho años. El tiempo nos ayudará a valorar si la situación crítica por la que atraviesa el país, ha sido un error estratégico Zapatero, o una situación creada por un mercado salvaje, que ha pasado como un rodillo por encima de los esfuerzos de su gobierno.

Sin embargo considero que sea una, otra, o ambas, la valoración que al final se imponga, muchos de nosotros siempre recordará a Zapatero como la persona que consiguió hacer a las y los integrantes del colectivo LGTB ciudadanos de primera clase. Es posible que el Partido Popular y sus políticas homófobas consigan por un tiempo eliminar la palabra matrimonio de nuestros matrimonios, hacer que nuestros hijos e hijas no sean reconocidos como tal y estén en una situación de vulnerabilidad, o impedir que todo ciudadano tenga derecho a una reasignación de sexo. Sí es posible, muy posible según las encuestas, que los populares lleguen al gobierno y nos hagan pasar por situaciones complicadas. Pero aunque todo esto sea así, ahora sabemos que nos están negando derechos, mientras que antes de Zapatero, la mayoría pensábamos que pedíamos imposibles. Y si nos niegan derechos, lucharemos por conseguirlos, porque dentro de nosotros ahora sabemos que son nuestros.


No hay político que haya hecho más para que personas como yo vivamos una vida digna y plena. Ni siquiera nuestras Iglesias que tanto hablan de amor y justicia, han estado a la altura de las circunstancias, todo lo contrario. Pero cuando miramos hoy nuestro libro de familia, recordamos nuestras promesas matrimoniales junto a familiares y amigos; cuando vemos a nuestras hijas, pensamos que sería nuestra vida sin ellas. Y en estas y otras muchas cosas, sabemos que José Luís Rodríguez Zapatero ha tenido mucho que ver.

No sé cuál será el futuro de Zapatero, pero desde aquí le agradezco que haya permitido que personas como yo hayan tenido presente y tengan futuro. Su valentía ha hecho que cientos de miles de personas en nuestro país se vean así mismos de una forma distinta. Y sólo por eso, por todo eso, creo que familias enteras recordarán en el futuro quién ha sido este hombre y que hizo por ellas. Así se lo recordaré yo a mis hijas, y a mis nietos si llego a tenerlos algún día... nadie como él ha hecho tanto por nuestras familias.

Carlos Osma

1 comentario:

  1. Con sus luces y sus sombras, más sombras por la crisis dichosa, no se le podrá negar nunca su lucha por los derechos lgtb.
    Gracias, zp.

    ResponderEliminar

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Así que muchas gracias por tus aportaciones.Recuerda que para que se publiquen debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ninguna página, número de teléfono, o dirección. Si quieres hacer algún tipo de publicidad, puedes contactar conmigo en homoprotestantes@gmail.com