lunes, julio 7

¿Por qué es homófoba Protestante Digital?



En el editorial de la revista Protestante Digital: “De (homo)filias y (cristiano)fobias”, que bien podría haber escrito uno de mis alumnos de primero de ESO, vemos un pequeño avance en cuanto a la manera en la que los cristianos homófobos justifican su odio. Hasta hace muy poco sus posiciones eran apoyadas por la mayoría de la población, por eso les bastaba lanzar sus condenas contra las personas LGTB y esperar sentadas en su trono heteronormativo las respuestas de quienes se atrevían a contradecirles. Pero ahora la cosa ha cambiado, se han dado cuenta de que forman parte de una minoría que es percibida como extremista o incluso peligrosa por el resto, y por eso, son ellos ahora quienes tienen que justificarse. Son ellos quienes tienen que intentar sacarse la etiqueta con la que el resto les define: Homófobos.

Si nos saltamos las primeras absurdas preguntas del editorial, que seguro que quedará para la posteridad como documento de estudio, y con el que muchos cristianos y cristianas del futuro se reirán pensando lo ignorantes que éramos las cristianas y cristianos de principios del siglo XXI, llegamos a la pregunta: “¿por qué si entiendo como cristiano que la Biblia contempla el matrimonio como sólo entre un hombre y una mujer, y no entre dos personas del mismo sexo, soy homófobo?  Para quienes se estén riendo en este momento, tengo que decir que la pregunta está así mismo formulada en el editorial, y que incluso la negrita de cristiano no es un añadido mío.


Si empezamos por la negrita, tenemos que felicitarnos que tengan que aclarar lo de que son cristianos no sólo utilizando la palabra, como hasta ahora, sino que tengan que ponerla en negrita... supongo que para dar a entender que también hay otros cristianos que no son en negrita. ¿Es ésta la bienvenida a las personas LGTB al hecho de ser cristianos en Protestante Digital? ¿Somos por fin cristianos y cristianas aunque menos gordos y gordas y mucho menos importantes que los cristianos en negrita? Podría ser, que detalle más bonito, aunque que poco nos importa. A nosotros la bienvenida a la familia cristiana que compartimos con ellos y ellas nos la dio Jesucristo en el momento en el que decidimos seguirle. Y nos dio el nombre de cristianos y cristianas sin negrita, sin letra gorda y que resalte... nos dio ese nombre, igual que a ellos y ellas, para seguirle y anunciar un mensaje de liberación para todas las personas independientemente de nuestros prejuicios e ignorancias.

Pero ahora volvamos atrás, y centrémonos en el primer verbo de la pregunta: “entiendo”. Para quienes “entendemos” es un bonito detalle el esfuerzo por utilizar un lenguaje que podamos “entender”. Pero el avance no está aquí, los heterosexuales o personas que dicen ser heterosexuales de Protestante Digital, no “entienden”. El avance está en que hace sólo unos años no hubiese habido ningún verbo al empezar la pregunta, sería una cosa como: “la Biblia contempla el matrimonio sólo entre un hombre y una mujer....”. Tenemos que felicitarnos todas y todos los que trabajamos por la justicia y la inclusión, los homófobos de Protestante Digital ya empiezan a “entender” que su lectura de la Biblia no es la única posible, y que la suya es sólo una manera de “entenderla”. Ahora sólo nos hace falta saber donde han estudiado teología, o donde no lo han hecho, para saber porque la “entienden” así. Sólo hay que saber cuales son los principios que rigen las facultades donde han estudiado para comprender su homofobia. Sólo hace falta ver cómo son calificados esos centros educativos por las universidades más importantes de teología del mundo, y saber si alguno de los muchachotes o señoritas de Protestante Digital han estudiado allí.

Nos centramos ahora en otro engaño, en ese que dice que la Biblia sólo contempla el matrimonio entre un hombre y una mujer. Un engaño bastante cutre, porque cualquiera que haya hecho dos clases de escuela dominical cuando era pequeño sabrá que en la Biblia hay otros modelos familiares distintos de los que nacieron tras la revolución industrial (me refiero al de la familia nuclear: un hombre que trabaja fuera de casa, una mujer que lo hace dentro, y unos cuantos hijos e hijas). Por mucho que se quiera divinizar este modelo, es un error de base decir que la Biblia sólo contempla éste. Otra cosa, y esta imagino que difícil de entender para nuestras hermanas y hermanos de Protestante Digital, es si los modelos que la Biblia muestra son sólo el reflejo de unas circunstancias determinadas, o son de obligado cumplimiento. Para quienes tienen como maestros a los fariseos que aparecen en los evangelios, la pregunta sé que es absurda. Pero este artículo también lo leen otras personas.... Sólo añadir una cosa: El modelo de familia con el que los primeros cristianos intentaron entender la relación de Jesús con Dios, me refiero al modelo Padre-Hijo, no necesitó en ningún momento la figura de una mujer para dar por hecho que se está hablando de una familia. Es decir, las cristianas y cristianos de principios de nuestra era, fueron más flexibles a la hora de entender que es y que no es una familia.

Y me dejo para el final el principal engaño de la pregunta. En ella se nos dice que las mujeres y hombres de Protestante Digital no están a favor del matrimonio gay (se olvidan de que su homofobia no se reduce a este punto, les importa un bledo el sufrimiento que generan en miles de personas que nacen dentro de las familias a las que adoctrinan en la homofobia, o sus presiones políticas para que las personas LGTB no tengan ningún derecho). Y dicen que no están a favor del matrimonio gay porque es lo que entienden que dice la Biblia. ¡Mentira!, niego la mayor. Los muchachotes y señoritas de Protestante Digital no son gente abierta y tolerante, amante del diálogo y de la comunión con la diferencia, que un día abrieron la Biblia y se dieron cuenta de que ésta no les permitía posicionarse al lado de las personas LGTB, que tenían que oponerse a sus derechos y a que fueran felices. El camino siempre ha sido el contrario. Las personas que forman parte de Protestante Digital han mamado la homofobia desde que nacieron, les repugna la idea de ver a dos mujeres besándose o a dos hombres acariciándose... no soportan a un hombre subido en unos tacones o a una mujer con barba, no pueden entender a una familia de dos mujeres o dos hombres con o sin hijos. Y esta homofobia aprendida, después la reflejan en sus lecturas bíblicas, en su interpretación de la Biblia. Su homofobia es previa a la Biblia, lo único que hacen es intentar apoderarse de la Biblia, y de Dios, para justificar su homofobia y decir que es Dios mismo quien les obliga o anima a tenerla. Es lo de siempre... no es nuevo, no he descubierto nada que no se haya hecho ya. Ni siquiera en esto son originales. Pero claro, la homofobia no tiene nada de original, aunque el cristianismo si debería tenerlo para construir una sociedad más igualitaria para todos.

Sí, Protestante Digital es homófoba, al igual que las personas que siguen y apoyan sus planteamientos. Por eso como cristianas y cristianos, como hermanas y hermanos debemos llamarles al arrepentimiento. A que vuelvan al camino de fraternidad y amor al que nos llamó Jesús, y no al de odio, ruptura y separación en el que se han metido. Una persona cristiana si es homófoba se aleja del evangelio, y de Jesús. Él nos enseñó a caminar junto a hombres y mujeres diferentes a nosotros y con quienes jamás hubiésemos caminado si no es por la llamada de Jesús. Una llamada que sólo él hace a quien quiere y como quiere y que necesita del abandono de nuestros prejuicios e ignorancias para poder ser respondida.

La política que Protestante Digital está teniendo hacia las personas LGTB y las comunidades cristianas que les acompañan deja mucho que desear, y dista mucho de ser cristiana. Sólo hay que leer algunos de sus artículos para entender que la homofobia puede más que su fe en Jesús. Que la homofobia les está llevando a escribir una triste historia de tensión y enfrentamientos dentro de la familia protestante-evangélica del Estado Español. Es difícil saber en que Biblia o en que facultad teológica han aprendido que su comportamiento está siendo fiel al evangelio. Lo que sí es evidente es que cada día su homofobia les separa más de la práctica de Jesús. Sólo el arrepentimiento de su pecado puede ayudarles. Dios ama al homófobo, pero quiere terminar con su homofobia.


Carlos Osma  


1 comentario:

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Así que muchas gracias por tus aportaciones.Recuerda que para que se publiquen debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ninguna página, número de teléfono, o dirección. Si quieres hacer algún tipo de publicidad, puedes contactar conmigo en homoprotestantes@gmail.com